¿Qué es un ecosistema musical?

Cada vez que un nuevo trabajo discográfico ve la luz construye su éxito a través de la aceptación del público, pero que sucedería si ese éxito pudiera generarse a partir de una óptima presencia en le mercado adecuado, es así como surge la teoría del ecosistema de marca de Philip Kotler.

Este economista y mercadólogo estadounidense notó que los resultados de un correcto análisis de las necesidades del mercado pueden aumentar dramáticamente las posibilidades de éxito de un lanzamiento de marca, en nuestro caso de un artista.

Entender el entorno que rodea a un proyecto musical y entender que así cómo en la naturaleza el equilibrio de un ecosistema lo vuelve fuerte y con futuro motivó a este teórico a plantear un modelo estratégico que puede ayudar a construir un plan de acción viable para conquistar el mercado.

Kotler proponía una serie de fases para lograr insertarse como parte de la vida de los consumidores:

  1. Información, se trata de ubicar los diversos medios, formatos y esfuerzos que utiliza la audiencia para conocer nuevas propuestas musicales, en esta fase las plataformas de streaming forman un papel crucial.
  2. Sensibilización, busca conectar con las emociones del público utilizando referencias sobre elementos que le son familiares, las playlist de estilos musicales son útiles para dar un contexto sobre la propuesta musical en cuestión y así dejar claro al público de que género se trata.
  3. Concientización, se debe brindar una dimensión racional para que la audiencia pueda darle una mayor trascendencia al trabajo del artista, tal cómo en su momento lo hizo Pink Floyd con The Wall a añadir una ideología y postura política, su música no sólo tenía fans sino adeptos de su forma de pensar.
  4. Llamado a la acción, esta fase busca ubicar al consumidor en un papel de participante activo a través de acciones que le permitan vivir realmente la música, las firmas de autógrafos, presentaciones especiales y conciertos con causa hacen que artista y público trabajen al unísono por una causa en común que los une y crea un lazo de lealtad.
  5. Cambio de hábito, en este punto de la estrategia la audiencia ha apropiado el trabajo musical como parte de su vida, en este nivel es importante mantener una congruencia entre la vida pública del artista y sus acciones, tal cómo Paul McCartney al unirse a la lucha contra el cáncer después del acaecimiento de su esposa.

Todas estas acciones permiten crear un entorno musical que lleva al artista a ser algo más que una propuesta musical, permite que exista un consumo simbólico que es lo que realmente lo vuelve una leyenda.

 

¿Te gustó esta nota? Déjanos tus comentarios

Deja un comentario