Algoritmos, ¿el fin de la tendencia humana?

Desde la aparición de las redes sociales y plataformas de consumo musical vía streaming el uso de algoritmos para predecir la predisposición de un usuario a ciertos contenidos ha sido un tema de debate. Pero es con la llegada del nuevo algoritmo de Spotify y Apple Music que realmente las cosas han adquirido un nuevo sentido.

Y es que al parecer se ha pasado de la recopilación de gustos e intereses sobre reproducción de temas y playlist hasta el ejercicio de conocer todo lo que consumen los usuarios en sus dispositivos móviles incluidas otras redes como Facebook y a partir de lo cual las recomendaciones de Spotify y Apple Music son en realidad una sugerencia creada mediante una digitalización del perfil del usuario, al así cómo si estas plataformas crearan un yo virtual que puede predecir en que momento somos más suceptibles a ciertas canciones.

Con estos cambios diversos especialistas han mencionado las desventajas de limitar el comportamiento humano a una serie de parámetros digitales que quitan a la industria musical la posibilidad de sorprender a públicos que probablemente de ninguna otra forma escucharían temas como Despacito,

La intención es mejorar las sugerencias pero no debe dejar de tenerse en cuenta que la música es una disciplina artística y por lo tanto depende de la sensibilidad humana para ser exitosa.

¿Te gustó esta nota? Déjanos tus comentarios.

Deja un comentario